Abbott

Reparto de nutrientes

Recomendaciones 

  • La alimentación de un niño con diabetes no es diferente a la de cualquier otro niño ni requiere una dieta especial.
 
  • Hay que asegurar un equilibrio nutricional correcto.
 
  • Hay que adaptar la dieta a las costumbres familiares.
 
  • La dieta será realizable, adaptable, agradable y variada.
 
  • Hay que enseñar al niño a contar bien los hidratos de carbono y mantener un buen equilibrio entre alimentación, insulina y deporte.



 

Proporción de nutrientes

Los alimentos que se consumen tienen que llevar hidratos de carbono para proporcionar energía, proteínas para que el cuerpo pueda crecer y reparar sus tejidos, y grasas para almacenar energía. También deben contener vitaminas y minerales en cantidad suficiente para regular los procesos químicos del organismo.
 

  • Alrededor del 10% al 20% de las calorías que consume el niño, deben proceder de las proteínas. Hay que tratar de seleccionar carnes magras como pollo o carne.
 
  • Aproximadamente del 25% al 30% de las calorías, deben proceder de las grasas.
 
  • Hay que evitar comidas con muchas grasas saturadas y  ácidos grasos insaturados (o procurar que el niño las coma con moderación).
 
  • Alrededor del 50% al 60% de las calorías que consume el niño, deben proceder de los carbohidratos. Éstos necesitan insulina para poder ser utilizados por las células.