Abbott

Información para los padres de niños con diabetes

¿Qué es la diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1 es una enfermedad que aunque hoy no se cura, podemos controlarla con: inyecciones de insulina, controles de azúcar en sangre, una forma de comer saludable y equilibrada y ejercicio. Es una enfermedad autoinmune caracterizada por la destrucción de las células productoras de insulina (células ß) del páncreas por lo que va existir un aumento de glucosa en sangre, que sólo se va a corregir con la administración de insulina subcutánea.

 
El autoanálisis

Determinación de glucemia capilar con un medidor y sus tiras, y determinación de cuerpos cetónicos en sangre capilar.

Técnicas de inyección de la insulina

Coger un pellizco con los dedos índice, corazón y pulgar, cogiendo la dermis y el tejido subcutáneo sin tocar el músculo en un ángulo de 45º o 90º según el tejido graso del niño. Se debe soltar el pellizco cuando se haya retirado la aguja, ya que si se suelta antes corre el riesgo de producirse una inyección intramuscular.

Zonas de administración de insulina

Muslos, glúteos, brazos y abdomen principalmente, con una buena rotación y teniendo en cuenta las diferentes velocidades de absorción según la zona donde se inyecte la insulina.

Las hipoglucemias

Es una disminución del nivel de glucosa en sangre por debajo de 60 mg/dl.

Hipoglucemias leves: dar hidratos de carbono de absorción rápida (2 pastillas de glucosport, 2 azúcarillos, zumos) + hidratos de carbono de absorción lenta (pan, galletas, leche...).

Hipoglucemias graves con pérdida de conocimiento:
 
  • NO DAR NADA POR BOCA
  • Poner glucagón subcutáneo o intramuscular
  • Una vez recuperada la conciencia, dar hidratos de carbono de absorción rápida + hidratos de carbono de absorción lenta

Ejercicio
  • Ayuda a conseguir una mejor calidad de vida y mejor control de glucemia.
  • Glucemias entre 100 y 200 mg/dl --> ejercicio habitual.
  • Glucemias entre 70 y 100 mg/dl --> tomar 1 ó 2 raciones de hidratos de carbono de absorción rápida antes de empezar el ejercicio.
  • Glucemias por debajo de 70 mg/dl o síntomas de hipoglucemia --> no empezar el ejercicio hasta remontar la situación.
  • Ejercicio prolongado --> Puede tener un efecto hipoglucemiante. Tomar de 10 a 15 g. de hidratos de carbono antes, durante o después del ejercicio
  • Ejercicio intenso --> En ocasiones puede tener un efecto hiperglucemiante. Ingesta de líquidos y descanso.

Las hiperglucemias y la cetosis
 
  • Hiperglucemia consiste en un aumento excesivo de los niveles de azúcar en sangre.
  • Con niveles superiores a 250-300 mg/dl se debe determinar la presencia de cuerpos cetónicos.
  • Con presencia de cuerpos cetónicos --> reposo, aporte abundante de líquidos, aporte de hidratos de carbono y no tomar grasas (dieta anticetósica).

Generalidades sobre la dieta
 
  • Dieta rica, variada, aporte de proteínas, grasas, y nutrientes como cualquier niño que no tenga diabetes.
  • Es importante contar el consumo de los diferentes alimentos que contienen hidratos de carbono y adaptar el tratamiento insulínico.

Circunstancias especiales
 
  • Vómitos y diarreas --> “No dejar de poner insulina aunque no coma”.
  • Iniciar --> tolerancia con líquidos azucarados en pequeñas cantidades
  • Fiebre --> aumentar ingesta de líquidos, controlar la presencia de cuerpos cetónicos. Si estos existen poner suplementos de insulina y dar dieta anticetósica.
  • Circunstancias especiales como vacaciones, comidas fuera de casa, cumpleaños, campamentos, viajes, etc. --> Con una buena educación diabetológica recibida del equipo sanitario, no debe haber ningún problema.
  • Ante cualquier duda consultar con el equipo de diabetes.

Información y materiales para la escuela
 
  • El contacto e intercambio de información entre padres y profesores es fundamental.
  • El niño debe ser tratado como los demás alumnos.
  • Los compañeros deben estar informados según cada caso y situación.
  • Los padres y responsables sanitarios deben ser fácilmente accesibles para consultar dudas o resolver urgencias.
  • Los materiales para la escuela serán fundamentalmente información a través de folletos que proporcionen los padres.

Texto elaborado por Graciela Porres y Mª Angeles Cardiel, educadoras en diabetes.