Abbott

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional aparece durante el embarazo y, generalmente, desaparece tras el parto.

Los cambios hormonales producidos en el embarazo pueden provocar el bloqueo de la acción de la insulina.

Niveles de glucosa elevados durante el embarazo pueden dar lugar a un bebé con un tamaño significativamente superior a la media (macrosomía fetal). El recién nacido correrá el riesgo de sufrir lesiones en los hombros y problemas respiratorios.

Las mujeres con diabetes gestacional tienen que vigilar y controlar sus niveles de glucosa en sangre para reducir al mínimo los riesgos para el bebé. Normalmente, esto se puede hacer mediante la adopción de una dieta sana y ejercicio moderado, pero en algunos casos puede ser necesario también administrar insulina o medicación oral.
 
Infografia Diabetes y azucar