Abbott

Cuidados del pie en diabéticos

Las personas con diabetes tienen una especial predisposición a sufrir determinados problemas en los pies como consecuencia de la propia diabetes.

Las complicaciones más graves se producen en personas que no han controlado bien su diabetes durante años. Aun así, adoptar medidas preventivas desde el principio, es la mejor manera de evitar pequeñas lesiones y complicaciones a largo plazo.

Los pies son más vulnerables a las lesiones debido a:
  • Mayor riesgo de sufrir infecciones, a causa de los elevados niveles de glucemia
  • Posible empeoramiento de la circulación en la parte baja de las piernas y en los pies
  • Pérdida de sensibilidad a largo plazo


Tomar medidas preventivas desde el principio evita complicaciones

 

Consejos para el cuidado de los pies

  • Examina los pies todos los días y comprueba que no hay enrojecimiento, hinchazón, durezas, uñas encarnadas o cortes en la piel.
  • Lavar los pies a diario con un jabón neutro y agua templada.
  • Secarlos bien.
  • Utilizar crema hidratante pero no entre los dedos.
  • Utilizar calcetines y medias de algodón o lana, sin costuras ni elásticos que opriman.
  • No aplicar calor o frio directamente sobre los pies.
  • Llevar solamente zapatos cómodos y flexibles sin mucho tacón.
  • No caminar descalzo, ni siquiera dentro de casa.