Abbott

Consideraciones a tener en cuenta

  • Esperar 10/15 minutos para comer tras la inyección de insulina si los valores están dentro de objetivos, entre 80 y 150 mg/dl.
 
  • Si a la hora de la comida hay una hipoglucemia, será necesario remontarla. Antes de administrar insulina, cuando los valores ya estén por encima de 70 mg/dl, hay que administrar la insulina que corresponda para esos hidratos de carbono y no hay que esperar para iniciar la comida, comenzando primero por los hidratos de carbono (podría ser el postre).
 
  • Si la glucemia es superior a 150 mg/dl, la espera ha de ser mayor tras la administración de insulina (superior a 20 minutos)  y directamente proporcional (mayor hiperglucemia mayor tiempo de espera).
 
  • Recordar siempre administrar más insulina para corregir ese valor de hiperglucemia utilizando el factor de sensibilidad acordado.
 
  • Evitar administrar la insulina después de haber acabado de comer, para evitar las hiperglucemias y posible hipoglucemia posterior.
 
  • Si la comida es fuera de casa, esperar a saber que se va a comer para administrar la insulina, ya que si se demora el servicio de dicha comida tenemos el riesgo de hipoglucemia.
 
  • No hay que preparar comidas especiales para el niño con diabetes, puesto que éste debe comer lo mismo que los demás niños. La única diferencia es que tendrá que contabilizar los hidratos de carbono para administrar la insulina necesaria para metabolizarlos.
 
  • Si quiere comer helado o tarta es preferible que lo haga tras las comidas y no de forma aislada para evitar que su absorción sea más rapida y por consiguiente ese pico de subida de glucosa.
 
  • Hay  que planificar bien las cantidades de hidratos que va a comer en fiestas y cumpleaños.
 
  • Tu hijo no es diferente de los demás niños.
 

Para cualquier duda sobre diabetes, consulte siempre con su profesional sanitario.